Un Muiña que no era el represor

Página/12 cometió ayer un grosero error al publicar en su Pirulo de Tapa la supuesta dirección de Luis Muiña, represor beneficiado por el fallo de la Corte Suprema que la semana pasada irrumpió en el escenario político.

Bajo el título “Festejaba”, Página consignó: “Casi las once de la noche del jueves, horas después del fallo del 2 por 1 de la Corte Suprema. El barrio de Caballito escucha detonaciones y ve fogonazos que vienen de la calle Bertres. En el 500 vive Luis Muiña, el represor beneficiado por los supremos. No eran tiros, eran fuegos artificiales. El torturador festejaba”.


Sin embargo, en la edición de hoy el matutino salió a aclarar que se trató de un “lamentable error” y sostuvo que “el domicilio corresponde a una persona homónima y no al represor que actuó en el Hospital Posadas”. Luego, pidió disculpas al damnificado y a los lectores.