viernes 14 de diciembre

Un nuevo juego y otra realidad entre Macri y el PJ

El Gobierno y el peronismo dialoguista juegan al póker en la mesa de la crisis económica. Mauricio Macri busca un soporte político para gestionar su acuerdo con el FMI. Pero poniendo a salvo todo lo posible su competitividad electoral. Los peronistas buscan ser, con la vista puesta en los comicios, la voz de los desamparados ante la tormenta. Pero evitando que se los señale como un factor de ingobernabilidad.

La partida podría ser perfecta si no fuera porque en cada bando reinan la dispersión y la incoherencia. Es bastante comprensible. El oficialismo y la oposición están ajustando su percepción a la sorpresiva mutación que ha tenido el paisaje material.


La Casa Rosada atiende en estas horas la frontera más urgente de la relación con el PJ: el conflicto sindical. La CGT se reunirá hoy a primera hora de la tarde para definir un paro general el próximo 14. La iniciativa fue chequeada con los obispos de la Pastoral Social, que preside el bergogliano Jorge Lugones. Y con una decena de cámaras empresarias que delegan en los sindicatos la presión sobre el Gobierno. Los funcionarios pretenden, por lo menos, postergar la protesta. La conducción obrera será recibida durante la mañana por Mario Quintana, Gustavo Lopetegui, Nicolás Dujovne y Ernesto Leguizamón, el jefe de Gabinete de Jorge Triaca, quien anoche presidía una cumbre de los ministros de Trabajo del G-20 en la OIT. El objetivo inicial de la entrevista será explicar a los gremialistas que el programa fiscal tendrá “un enfoque particular en la protección de los más vulnerables”, como señaló el comunicado del Fondo el lunes pasado. Anoche, reunido con sus colaboradores en Olivos, el Presidente se preparaba para que el anuncio se realice hoy por la tarde. Lo harían Dujovne y Federico Sturzenegger en el Centro Cultural Kirchner. Sarcástico homenaje.

Dejar un comentario