domingo 23 de enero de 2022
Cursos de periodismo

Un país entero exige hablar con el gerente

Cuando el cliente llegó, los nervios en la tienda de víveres ya estaban crispados, como suelen estar las cosas en estos tiempos que la pandemia avanza hacia su tercer año. Quería comprar cambozola, un tipo de queso azul. Había estado encerrado durante mucho tiempo. Buscó con detenimiento en el área de lácteos: no lo encontró. Hizo señales a una empleada que tampoco lo halló. Le pidió que revisara en la trastienda y que lo buscara en la computadora del negocio. No tuvo suerte.

Entonces se desquició, era otro miembro del gran coro de la indignación de los consumidores estadounidenses fuera de control, muy al estilo de 2021.

“¿Has visto a un hombre de 60 y tantos años hacer un gran berrinche porque no tenemos el queso importado y caro que quiere?”, preguntó la empleada, Anna Luna, quien describió el ambiente de la tienda, en Minnesota, como “molesto, confundido y temeroso”.

nytimes.com  (www.nytimes.com)