18 C
Buenos Aires
lunes 10 de mayo de 2021
Cursos de periodismo

Un pub menos, un voto a la extrema derecha más: cómo se beneficia el populismo del aislamiento social

Mucho se ha escrito y mucho queda por escribir sobre el auge de la extrema derecha y del autoritarismo en los países occidentales. Desde la xenofobia hasta un resentimiento hacia las élites políticas, pasando por el descontento con la dirección emprendida por el capitalismo global, hay tantas tesis como triunfos registran los populismos en Europa. Un reciente estudio acaba de aportar otra más: el aislamiento social producido por el cierre de los bares. En concreto, de los pubs británicos.

El trabajo, elaborado por Diane Bolet, investigadora en el Instituto Europeo del London School of Economics (LSE), correlaciona la pérdida de pubs en determinadas regiones de Inglaterra con mayor porcentaje de voto al UKIP, el partido «independentista» del Reino Unido a mitad de camino entre el nativismo y el euroescepticismo. Bolet analiza los datos municipales de entre 2013 y 2016, controla por diversos factores y concluye que por cada pub cerrado en un distrito el apoyo al UKIP aumenta en un 4,3%. Dicho de otro modo: quedarse sin «espacios comunales» conduce al extremismo.

La investigadora parte de una idea en gran medida cierta: los análisis macroeconómicos no ayudan a comprender el ascenso transversal de la extrema derecha en Europa y Estados Unidos. No al menos en su totalidad. Sabemos que hay un fuerte componente individual y emocional. Habría pues un factor tan determinante como la crisis de representación o la degradación de la economía: el declive de los espacios socioculturales, grapas que, ausentes de la vida de los individuos, apuntalan «la sensación de aislamiento» y la «ansiedad» comunitaria.

magnet.xataka.com  (magnet.xataka.com)