martes 28 de junio de 2022
Cursos de periodismo

Un pueblo entero sufre el “efecto dominó” de la crisis de Sancor

“Un efecto dominó sobre toda la comunidad”. Tal como lo describió este miércoles su jefe comunal, Juan Gufi, todo Centeno sufre los efectos de la crisis de Sancor, su principal planta industrial, donde trabaja uno de cada diez (300 sobre 3.000) habitantes del pueblo. El cierre lleva 40 días y el futuro es incierto, pero la desesperación de los empleados y sus familias ya se traslada al comercio y a las arcas municipales, donde tampoco ingresa dinero.

Desde el móvil de Telenoche (El Tres) a la vera de la ruta 34, a unos 100 kilómetros de Rosario, el intendente recordó que la empresa está paralizada “por falta de leche” desde principios de marzo. En un principio iba a ser por un mes, pero el plazo se extiende y no hay respuestas oficiales.

“Esperamos una respuesta sobre nuestro futuro laboral pero también desde lo económico, porque la realidad es que no tenemos un mango”, expresó por su parte Mauro, en representación de sus compañeros de la planta. Son más de 60 los que están sin cobrar.

rosario3.com  (www.rosario3.com)