martes 17 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Un retoque sobre la hora por el FMI y un borrador que no llegó hasta Cristina

Tres horas antes de partir hacia el Congreso, Alberto Fernández habló por teléfono con Martín Guzmán. Luego de esa charla, a las 10 AM el Presidente hizo el último retoque grueso, conceptual, en el texto de 11.695 palabras que al rato leyó frente a su vice, Cristina Kirchner, Sergio Massa y diputados y senadores.

Fernández esperó hasta último momento un guiño del FMI, vía Guzmán, para incluir en su mensaje el anuncio del fin de las negociaciones, la firma del memorándum y el envío del proyecto al Congreso. No lo consiguió y tuvo que introducir una edición sobre la hora, corregir una frase e introducir el condicional, casi un karma de la gestión albertista.

Quedan, en el texto final, rastros de aquella ilusión: en un tramo dice «voy a anunciar ahora» para, luego, insertar «aún hoy seguimos negociando aspectos vinculados a la formalización de ese acuerdo», frase que corona con la expectativa, otra vez, de lo inminente: «confío concluir a la brevedad».

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)