lunes 26 de septiembre de 2022
Cursos de periodismo

Un tiro a la cabeza de la democracia

El atentado fallido contra Cristina y el clima de odio que lo precedió ponen en cuestión el pacto de convivencia. Se impone una profunda autocrítica social.

Una sombra pesada cayó sobre la Argentina en la noche de este jueves. Las escalofriantes imágenes de la mano armada que dispara sobre la cabeza de Cristina Fernández de Kirchner revelan que la violencia política, demasiado tiempo larvada detrás de discursos incendiarios, finalmente se ha activado. El tiro que no salió es toda la diferencia, claro, entre la vida y la muerte de la vicepresidenta de la Nación, pero también separa la conmoción que se apoderó del país del abismo político y social que pudo haber sido.

La sociedad está en shock por un hecho de una gravedad sin precedentes desde la restauración de la democracia. Ni siquiera durante las intentonas golpistas que sufrió Raúl Alfonsín en los años 1980 se supo que el magnicidio haya sido una herramienta que estaba a mano de alguien.

letrap.com.ar  (www.letrap.com.ar)