Una campaña electoral en Comodoro Py: cómo el rechazo judicial condiciona la agenda de Cristina Kirchner

La semana que viene, Cristina Kirchner deberá ir dos días seguidos a Comodoro Py: el lunes para declarar ante el juez Claudio Bonadio como imputada en la “causa de los cuadernos” y el martes para el inicio del juicio oral en la causa por el desvío de fondos de la obra pública. Esto es consecuencia del rechazo que tuvieron en el Tribunal Oral Federal 2 los dos pedidos formulados por la defensa de la expresidenta para postergar el juicio y para mandar el expediente a la provincia de Santa Cruz.

Y lo que ocurrirá esa semana podría dar la tónica de lo que le espera a Cristina durante toda la campaña electoral 2019. Porque, una vez iniciado el juicio, se espera que deba comparecer todos los lunes y martes durante todos los meses que se extienda el proceso.


Ante el tribunal, Cristina deberá sentarse en el banquillo de los acusados en la causa en la que se investiga la presunta entrega irregular de 52 contratos del Ministerio de Planificación Federal, que conducía Julio De Vido, a favor de las empresas de Lázaro Báez por $46.000 millones en Santa Cruz durante los 12 años de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.