21.6 C
Buenos Aires
sábado 24 de octubre de 2020
Periodismo . com

Una decena de empresarios que habían se habían sumado al Gobirno ya dejaron su cargo

A la CEO-cracia le cuesta hacer pie en el Estado. A punto de cumplir dos años en la Rosada, el macrismo ya suma más de diez ex gerentes y directores de empresas que renunciaron o fueron echados. El caso más reciente fue el de Ricardo Darré, quien abandonó la conducción de YPF. Ex director de la petrolera Total, es uno de los ejecutivos que se fue a raíz de una serie de cuestionamientos. La lista de motivos para el éxodo suele incluir el conflicto de intereses, la poca tolerancia a las internas y los problemas de adaptación. El “bajo” sueldo estatal es otro de los temas tabú que facilita algunos regresos al mundo de los negocios.

Si bien el arribo de Mauricio Macri a la Presidencia funcionó como un canto de sirenas para muchos empresarios, no todos lograron incorporarse con éxito al ritmo estatal. Por debajo de los dos CEO’s que sí lo consiguieron, los vicejefes de gabinete Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, se acumulan experiencias truncas.

“Yo tenía una forma muy diferente a la de mi jefe [Guillermo Dietrich, ministro de Transporte]”, reconoció la ex presidente de Aerolíneas, Isela Costantini. Cotizada ex jefa de General Motors, su salto a la política fue presentado como un modelo a imitar. Casi dos años después, ya trabaja para un grupo financiero.

perfil.com  (www.perfil.com)