Una empresa de criptomonedas no puede pagar 190 millones de dólares a sus clientes porque el fundador murió sin darle la única contraseña a alguien

QuadrigaCX, compañía de intercambio de criptomonedas canadiense, dice que no puede pagar la mayor parte de los 190 millones de dólares en inversiones de clientes después de que su fundador Gerald Cotten, de 30 años, y la única persona que conocía las contraseñas de la “cartera fría” (monedero para almacenar monedas virtuales que no se conecta a Internet), falleciera inesperadamente en la India en diciembre de 2018, informó Coindesk.

En una declaración jurada ante el Tribunal Supremo de Nueva Escocia, la viuda Jennifer Robertson dijo que QuadrigaCX les debe a sus clientes unos 190 millones de dólares tanto en criptomonedas como en dinero fiduciario. QuadrigaCX ha solicitado protección al acreedor porque dice que no puede acceder a los fondos almacenados en el monedero.