10.4 C
Buenos Aires
sábado 16 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Una filtración interna desató una crisis en la recta final de la campaña de Macri

La renuncia de Fernando Niembro como primer candidato a diputado nacional de la alianza Cambiemos en la provincia de Buenos Aires abrió una grieta en el seno del PRO y desató una de las peores crisis desde que Mauricio Macri arrancó la carrera por la presidencia. En los últimos días, de hecho, en la sede del gobierno porteño se inició una cacería para identificar al responsable de haber filtrado la documentación que terminó afectando la campaña. Pases de factura, ataques a los responsables de la comunicación partidaria, reuniones para definir los pasos a seguir dado el nivel de incertidumbre y largas catarsis completaron una semana olvidable para el PRO.

“Sé de dónde viene, estos tipos tienen una oficina en la (ex) SIDE con pibes de La Cámpora que están todo el día armando carpetazos”. Ofuscado, con un sentimiento de derrota infrecuente, Macri intentaba encontrarle explicación al caso que sacudió su gobierno y, en especial, su candidatura. La frase, que repitió ante su mesa chica esta semana, resume lo que circula en la Ciudad: que fue un “topo” que filtró al kirchnerismo información sobre el tema Niembro. Según confiaron en el PRO, ya habría sido despedido por su presunto vínculo con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

perfil.com  (www.perfil.com)