20 C
Buenos Aires
domingo 18 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Una guía optimista para el divorcio

Beka me contó sus planes de cuidado personal para el día de su audiencia final de divorcio mientras nos hacían la pedicura. Sus dos hijas se sentaron entre nosotras en sillas de pedicura para niños y se pusieron a charlar sin prestar atención a nuestra conversación.

“Programé una limpieza facial, un masaje y muchas bebidas a partir de las dos de la tarde”, dijo. “Lo necesitaré. Conocemos a la mitad de los abogados de la ciudad, y apuesto a que nos encontraremos con alguien en la corte. Cuidado si es alguno uno de los bocones”.

Ambas nos reímos y le dimos un trago a nuestro vino.

Beka es la esposa de mi novio, y las niñas son las hijas de ambos. Conocí a su esposo, Josh, el verano anterior, el Día de las Madres, que coincidió con el aniversari 12 de su boda. Beka le había dicho que saliera un rato de la casa para poder organizar una sesión de té entre madre e hijas, y él estaba en el asiento de al lado en el bar de nuestro barrio.

nytimes.com  (www.nytimes.com)