miércoles 20 de junio

Una periodista se metió en el mundo del póker para un artículo. Se volvió tan buena que dejó el periodismo

La vida de una escritora y periodista habitual de medios como The New York Times, The Atlantic o Slate ha dado un giro de 180 grados gracias a los descubrimientos hechos en su última investigación para un libro. Maria Konnikova iba a pasar unos meses empapándose de la idiosincrasia del universo del poker profesional, con tan mala suerte que ha descubierto que es demasiado buena con las cartas. Por el momento ha pospuesto la escritura del libro, ha cancelado sus colaboraciones y se está concentrando en sus próximos torneos.

Para Konnikova seguir siendo escritora no es una opción profesional lógica. En su primer campeonato consiguió ganar 2.200 dólares con sus jugadas, y poco a poco ha mejorado sus marcas desde entonces: en enero quedó primera en la PCA National amasando 84.000 dólares. Ganar el equivalente a un salario anual en unas apuestas realizadas en unas pocas horas hacen que sea fácil dejar el mundo de los blogs.


Es posible que Konnikova contase con una serie de conocimientos que han provocado su inesperada maestría sobre el tapete. Se licenció en Harvard especializándose en escritura creativa, tiene un doctorado en psicología y ha dedicado todo su talento literario a explicar el funcionamiento de las mentes de los estafadores.

El libro que la puso en el mapa fue ¿Cómo pensar como Sherlock Holmes?, donde desarrollaba una teoría acerca de los sistemas de concentración mental y de potenciación de las capacidades deductivas del sujeto. En sus columnas y podcasts conjuga su capacidad para la creación de relatos con datos científicos acerca de nuestro poder de manipulación. Es decir, era alguien que llevaba décadas estudiando de manera indirecta cómo mentir de forma convincente, interpretar las emociones ajenas y conseguir utilizarlas en tu favor.

Dejar un comentario