Una sola taza de té al día reduce en un 50% el riesgo de deterioro cognitivo en mayores

Beber té reduce en un 50% el riesgo de deterioro cognitivo en personas mayores, y en hasta un 86% en aquellos individuos con riesgo genético de padecer la enfermedad del Alzheimer, señala un estudio.

Basta con una taza de té al día. La investigación apunta a que este consumo constante puede alejar la demencia, especialmente para aquellas personas con predisposición genética, esto es, aquellas portadoras del alelo APOEE4 del gen APOE. Este alelo está relacionado con el Alzheimer y el desarrollo cognitivo inadecuado.