Una web hace una prueba al lector para confirmar que leyó la noticia antes antes de comentar

Es bastante habitual: un medio publica una noticia y de repente empiezan a caer comentarios de los lectores. Es la interconectividad. El lector tiene derecho a opinar. El problema surge cuando esas opiniones se vierten sin ni siquiera haberse leído el texto, simplemente con haber echado un vistazo rápido al titular.Para acabar con esto, una web de Noruega ha decidido poner coto a los mensajes malintencionados en su página con un método innovador pero eficaz: obligar a sus lectores a leer realmente los artículos antes de dejar comentarios en ellos.Desde mediados de febrero, NRKbeta, filial de la radiotelevisión pública NRK especializada en medios y tecnologías, impone de forma experimental responder a tres preguntas inspiradas en el texto antes de poder comentar ciertos artículos. Se trata de preguntas sin demasiada dificultad como el significado de unas siglas que aparecen en el texto o el nombre de una ciudad.