12.5 C
Buenos Aires
miércoles 23 de junio de 2021
Cursos de periodismo

Vanesa de Noble: «Tuve que pedirle a Magnetto la mano de Felipe»

Vanesa todavía usaba su apellido de soltera, Defranceshi Sadi, cuando un día de julio de 2009 se sentó frente a Héctor Magnetto. La acompañaba su pareja, Felipe Noble Herrera, hijo de Ernestina Herrera de Noble, directora del diario Clarín, una de las mujeres más poderosas y adineradas de la Argentina. Aquella reunión en la oficina de Magnetto, director ejecutivo del Grupo, fue amable. Y tensa. Vanesa estaba allí a pedido de Ernestina: debía ir a pedir aprobación al socio de su suegra, el hombre de perfil bajo que controla las acciones del multimedios más importante del país.

“¿Y tu familia de dónde es? ¿De Catamarca?”, preguntó Magnetto. Vanesa y él se conocían, claro. Había compartido encuentros familiares, ágapes, reuniones. Pero esa conversación era diferente. Los novios querían casarse y estaban ahí para conseguir la venia que faltaba. Felipe, sentado a su lado, permanecía en silencio. La duda de Magnetto en cuanto a los orígenes de quien sería la nueva integrante del clan tenía una cuota de verdad. Por parte de su madre, la familia de Vanesa reside en Catamarca y lleva el apellido Saadi. Ella es porteña pero entendió que quizás a Magnetto lo confundía el tono de su piel, parecido al cobre, o los ojos enmarcados en un grueso delineado negro…

“Bueno, Héctor, como ya sabe queremos casarnos en septiembre”, arrojó Vanesa sobre el escritorio de esa oficina del cuarto piso de Clarín, un lugar accesible para pocos. Pero Magnetto retrucó: “Yo te voy a pedir, Vanesa, un tiempo. Todavía no se casen, esperen.” Vanesa primero preguntó por qué y la respuesta fue que había que resolver “unos papeles”. Entonces preguntó cuánto tiempo y la respuesta fue “unos seis meses”. Felipe en silencio, sentado al lado. “Yo seis meses espero, pero a mí me corre el reloj biológico. Más de seis meses no voy a esperar. Porque aparte hace cuatro años y medio que estamos de novios. Me parece que el hecho de tener que venir a pedir permiso y toda la historia…”, dijo Vanesa y la reunión se terminó.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)