miércoles 20 de febrero

Venezuela: la peor solución para la peor crisis

La oposición venezolana ha anunciado la creación de un gobierno paralelo liderado por el presidente de la Asamblea , Juan Guaidó, alternativa que fue rápidamente bendecida por los gobiernos de Estados Unidos, Brasil y Argentina.

Hambre, miedo, desesperación. Cientos de miles de venezolanos, la mitad de ellos en estado de desnutrición según la ONU , han sido expulsados de su país por una economía colapsada. Partieron con lo puesto a países vecinos, cansados de hacer fila días enteros para comprar un paquete de arroz, una tira de aspirinas o un rollo de papel higiénico con sus sueldos multimillonarios en moneda local que valen un puñado de dólares a principios de mes y mucho menos con el correr de los días.


Son la cara más visible de una gestión económica pésima, de lo peor, en un país donde un proyecto político ha vaciado de legitimidad a sus principales instituciones.