Vidal y Larreta desconectan su campaña de la Nación

«¡Mirá! Jaime [ Durán Barba] acaba de mandar el track diario…», sonríe uno de los hombres claves del armado electoral que fracasó en las PASO. Y avisa: «Se acabaron las encuestas, vamos ciegos a la elección».

Algo se rompió. La inesperada derrota de hace poco más de una semana provocó un giro en la estrategia de campaña de Juntos por el Cambio. Ya no hay un comando centralizando las decisiones.


Después del golpe, la batalla electoral ingresó en una nueva dimensión: la ciudad y la provincia de Buenos Aires no trabajarán más de forma coordinada con el Gobierno.

Incluso, irán un poco más allá e intentarán despegar a sus candidatos, principalmente a Horacio Rodríguez Larreta y a María Eugenia Vidal, del presidente Mauricio Macri. «Votaron contra él, votaron en contra de la economía», admite un hombre con acceso al despacho presidencial.