miércoles 17 de octubre

Viejas iglesias que ahora son templos del baile, la comida, el deporte y los quesos

Durante generaciones, los feligreses susurraron sus pecados en los oscuros confesionarios de madera de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, una imponente iglesia católica en Montreal.

Sin embargo, hace poco, el atrevido comediante quebequense Sugar Sammy fue grabado dentro de uno de los confesionarios como parte del programa de entrevistas Y’a du monde à messe (Hay mucha gente en misa).


“Grabé un video porno para ser famoso, porque pensé que ese era el camino hacia la gloria”, dijo Sammy fingiendo seriedad, mientras la cámara se acercaba a su rostro, desde atrás de una rejilla. “No funcionó porque nadie lo vio”, continuó. “Yo era el único que aparecía en la cinta”.

Una gran audiencia que estaba reunida en la antigua iglesia comenzó a carcajearse.

Dejar un comentario