miércoles 1 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Visa y Mastercard son las únicas que han metido mano al porno y eso debería preocuparte

A mediados del último verano, el fundador de Onlyfans hizo temblar los cimientos de su propia compañía. La plataforma, que permite crear canales de suscripción donde monetizar contenidos como vídeos y fotos, estaba en un momento dulce, en un particular agosto que había empezado cuando se empezaron a decretar los confinamientos. Sus ingresos habían crecido un 553% en los meses de plomo de la pandemia y sus usuarios se habían multiplicado por seis, pasando de 20 millones a principios de 2020 hasta los 120 millones. El principal motor de la empresa, y por tanto de este crecimiento, es el porno, por las mayores facilidades de publicación frente a otros sitios y aplicaciones. Por eso, el ‘shock’ fue mayúsculo para propios y extraños cuando se anunció que este contenido quedaría vetado en otoño.

La decisión fue finalmente revertida, pero dejó al descubierto una incómoda verdad. El CEO, Tim Stokely, señaló el acoso de bancos como JP Morgan, BNY Mellon o Metro Bank, que decidieron cancelar las cuentas de OnlyFans por temor a una crisis reputacional. Las miradas se dirigieron a Visa y Mastercard. No habían sido mencionadas expresamente, pero en anteriores ocasiones ya habían mostrado su capacidad para doblegar, incluso, la potente industria del porno ‘online’.

elconfidencial.com  (www.elconfidencial.com)