lunes 23 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Visegrado: el club de los euroescépticos

La Union Europea necesita un nuevo rumbo después de la salida de Gran Bretaña, pero probablemente no será el que esperaban los espíritus mas europeístas. Si hay que hacer caso al primer ministro eslovaco, el socialista Robert Fico, hay una masa crítica, políticamente hablando, de países que creen que la situación aconseja que sean los Estados los que asuman el timón del proyecto europeo, ignorando a la Comisión.

El grupo de Visegrado (Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia) se ha ido perfilando como un polo de euroescepticismo pragmático, porque todos ellos se han visto masivamente beneficiados por las políticas comunitarias. Pero ha sido en la crisis de los refugiados en la que se han encontrado más unidos que nunca, independientemente de las ideologías, a la hora de negarse a acoger a nadie. Fico está seguro de que la llegada masiva de demandantes de asilo tal como la ha gestionado la Comisión, con el reparto obligatorio de cuotas, es una equivocación: «Las encuestas -dice- demuestran que la inmensa mayoría de los ciudadanos europeos de oponen a esta política de inmigración» y a su juicio si no se cambia «vamos a tener gobiernos fascistas en una docena de países».

abc.es  (www.abc.es)