Vivimos una epidemia de la tristeza: así se están desplomando nuestros niveles de felicidad

A todos nos gustaría ser un poco más felices.

El problema está en que muchas de las cosas que determinan la felicidad están fuera de nuestro control. Algunos estamos predispuestos genéticamente a ver el mundo de color de rosa, mientras que otros lo ven todo más oscuro. Cosas malas nos pasan y ocurren en todo el mundo: la gente puede ser cruel y el trabajo puede ser tedioso.


Sin embargo, sí que decidimos la forma en la que pasamos nuestro tiempo libre y esa es la razón por la que merece la pena preguntarse cuáles son las actividades de tiempo libre que están asociadas a la felicidad y cuáles no. En un nuevo análisis de 1 millón de adolescentes de Estados Unidos, mis coautores y yo hemos examinado cómo pasan los adolescentes su tiempo libre y qué actividades están relacionadas con la felicidad y cuáles no.