16.9 C
Buenos Aires
jueves 21 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Wado de Pedro, un sobreviviente en el centro de la crisis

Son las cuatro de la tarde del 11 de octubre de 1978. En el departamento 2 de un edificio ubicado en Belén 335, en Floresta, Lucila Révora mete a su hijo en la bañera y se tira encima suyo. El chico tiene casi dos años y su nombre es Eduardo Enrique De Pedro, pero lo llaman Wado o Pichu. Un helicóptero sobrevuela el barrio. Los vecinos se atrincheran en sus departamentos.

Ha llegado un comando: miembros del Ejército, policías, Gendarmería y agentes del Servicio Penitenciario. El dato es que en el departamento hay dólares en cantidad para financiar la estructura que Montoneros necesita para resistir la dictadura militar.

Adentro, dos adultos: Lucila, psicoanalista, oficial montonero del Servicio de Informaciones en Buenos Aires, que lleva un embarazo de ocho meses; y su pareja, Carlos Fassano, presidente del Centro de Estudiantes de Derecho en la Universidad de Buenos Aires y Capitán del Ejército Montonero. Afuera, la maroma violenta.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)