lunes 17 de diciembre

¿Y si el efecto placebo fuera algo más que un truco de la mente?

De todos es conocido el efecto placebo, ese que hace que algo que no es un medicamento, ni ejerce ninguna acción terapéutica, tenga un efecto medible sobre la salud. Su estudio oficial empezó en el año 1800 cuando el doctor británico John Haygarth publicó un libro con el elocuente título de Of the Imagination as a Cause and as a Cure of Disorders of the Body (de la imaginación como la causa y la cura de los desórdenes del cuerpo) en el cual se hace el primer estudio sistemático de la capacidad de curación de métodos sin valor terapéutico.

Más de 200 años después, poco más sabemos sobre el placebo. Durante estos dos siglos se ha empleado sistemáticamente como herramienta de control para determinar la eficacia de miles de fármacos, pero el efecto en sí ha recibido poca atención.


Dejar un comentario