Ya hay 2023: con tono opositor recargado, Cornejo trabaja de presidenciable

Antes de cerrar el año, el diputado nacional y reelecto presidente del Comité Nacional de la UCR, Alfredo Cornejo, comenzó a probarse el traje de líder opositor de Juntos por el Cambio que, hasta ahora, sólo parecía predestinado para el ex presidente Mauricio Macri. “Desde la cartera de Seguridad hace 20 días que se viene destruyendo lo que hizo la gestión anterior sin contrapropuestas. Por todo eso, exigimos que la ministra Sabina Frederic explique cuál será su política”, disparó este lunes Cornejo para reclamarle al “Poder Ejecutivo Nacional que revise la decisión”, adoptada por la funcionaria, de disolver la Subsecretaria de Lucha contra el Narcotráfico.

Se trata de la segunda crítica directa de Cornejo contra la flamante ministra en 72 horas. La primera fue lanzada este sábado, cuando cuestionó la decisión de anular los protocolos para el uso de armas de fuego y pistolas Taser que había autorizado su antecesora en el cargo, Patricia Bullrich. «Pareciera que tiene como plan recuperar la inseguridad. No se entiende si por venganza o por envidia, porque los avances en materia de seguridad son palpables», fustigó el mendocino, oriundo del departamento de San Carlos.


Las políticas de seguridad no son ajenas para Cornejo y en su entorno aseguran que “a partir de ahora” retomará ese eje discursivo para reposicionar al partido dentro de la alianza opositora. También lo hará para trabajar en el objetivo personal que alimenta desde que le dejó la gobernación provincial a su delfín, Rodolfo Suárez: transformarse en un “precandidato presidencial competitivo” de la UCR para 2023.