viernes 17 de agosto

Ya nada es lo mismo que ayer

Desde las 10.30 de la mañana, en el Senado, entre quienes respaldaban el proyecto, la pregunta era una: qué pasará después de terminada la sesión. Y sin embargo, impulsores del aborto legal y antiderechos compartían también –con alguna excepción– una reflexión: lo seguro es que hoy ya no será igual, porque, como dijeron senadoras y senadores, la sociedad no es la misma después de estos más de cinco meses de debate sobre la legalización. Tal vez por ese impulso, cuando habían pasado más de diez horas de sesión, el santafesino Omar Perotti intentaba impulsar su proyecto (una suerte fallo FAL traducido en ley) y decía que “no dejemos a Argentina en el mismo lugar que antes que el debate”; y un poco después, la neuquina Lucila Crexel acotaba: “No podemos dejar las cosas en el mismo estado que hace cinco meses. Alguna alternativa hay que brindar”. Para entonces, algunas senadoras y senadores –los menos– se animaron también a cuestionar el rol de la Iglesia en el tratamiento del proyecto. “No advertimos que estábamos ante apetencias de un sector insaciable”, señaló el cordobés Ernesto Martínez, que mencionó con nombre y apellido al arzobispo porteño Mario Poli. “Les pregunto a todos y me pregunto a mí: ¿qué vamos a hacer? ¿Qué vamos a hacer mañana? ¿Vamos s seguir penalizando a la mujer cuando llegará al hospital con un aborto provocado en situación de riesgo? ¿Vamos a surgir haciendo eso?”, había dicho horas antes, durante una intervención tan vehemente (“me da miedo que le haga mal”, observó la vicepresidenta Gabriela Michetti, que la interrumpió para decírselo) la tucumana Beatriz Mirkin. “Esto sale. Si no es hoy, será mañana”, advirtió en su cierre el neuquino Marcelo Fuentes, tras otra intervención también intensa. “Más temprano que tarde, va a ocurrir”, dijo en su cierre el misionero Maurice Closs. Pasadas las dos de la mañana, en uno de los últimos cierres de la sesión, lo ratificó el rionegrino Miguel Angel Pichetto: “El no seguramente va a ganar esta noche, pero el futuro no les pertenece”.


Dejar un comentario