Ya tenemos un ganador de la noche de ayer en las elecciones estadounidenses: las drogas

    No sabemos qué partido se llevará la victoria presidencial, no sabemos cuál será el clima político en los próximos meses. Sí tenemos ya los resultados de algunas iniciativas estatales que nos llevan a poder afirmar lo siguiente: Estados Unidos es hoy un país un poco más tolerante con las drogas.

    Arizona, Nueva Jersey, Montana y Dakota del Sur llevaban en todos sus casos propuestas electorales para que sus votantes decidiesen si querían legalizar el consumo de cannabis por parte de adultos, y en todos ellos el voto ha sido positivo (también hay una propuesta pendiente en Mississippi, pero los resultados finales están aún en disputa).

    En el caso de la propuesta de Arizona, también se ha aprobado que aquellas personas que habían sido condenadas por posesión de marihuana con anterioridad puedan solicitar a la justicia que borren esos delitos de su historial delictivo, algo relevante para muchos aspectos de la vida de los estadounidenses, desde poder votar a ser electoralmente elegibles o incluso optar a puestos de empresas privadas.