Yo fui el culpable de que en X-men le pongan montañas a Villa Gesell

La cosa es así ¿Quién no tuvo un secreto que guardó por años?

No digo un secreto insignificante, si no de esos que son insoportables, esos que pesan de verdad, aunque para el resto de los mortales simplemente sea una anécdota.

Es que no voy a negarles que quizás sólo sea una buena anécdota, pero para mi fue mucho más que eso. Por qué lo que voy a contarles, sin exagerar, produjo un quiebre en el multiverso de la costa bonaerense, más específicamente de Villa Gesell. Ya sé que van a pensar ¿qué carajos le pasa a este? Ok. Ok, están en su derecho, pero creanme que desde junio del 2011 hasta septiembre del 2012, vivimos una especie de distopía en esta ciudad, una distopía que pocos recuerdan y nadie supo que fue mi culpa.