Medios

Dura pelea entre el Gobierno y la Iglesia tras la renuncia del Obispo Piña

El vocero del Arzobispado, el sacerdote Guillermo Marcó, acusó al Presidente de alentar “divisiones y odios”. El Gobierno afirmó que esas declaraciones son “una enormidad”. Los cruces surgen luego de que el Vaticano aceptara la renuncia del obispo misionero Joaquín Piña.


Marcó advirtió “que si un presidente fomenta ciertas divisiones, termina siendo peligroso para todos” y que los problemas deben solucionarse “no mirando hacia el pasado, sino hacia el futuro, evitando seguir alentando odios y levantando el dedo acusador en busca de venganza”.

El ministro del Interior, Aníbal Fernández, aseguró: «me parece que el vocero del Episcopado diga que el Presidente esté fomentando la división o aliente odios, es una enormidad».

El cruce de declaraciones se da luego de que el Vaticano aceptara la renuncia del obispo de Puerto Iguazú, que se presentará como candidato a constituyente para impedir la reelección indefinida del gobernador Carlos Rovira, aliado del Gobierno.

Más información:
www.clarin.com/diario/2006/10/04/elpais/p-00310.htm
www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-73975-2006-10-04.html
www.lanacion.com.ar/EdicionImpresa/politica/nota.asp?nota_id=846239