11.4 C
Buenos Aires
domingo 16 de mayo de 2021
Cursos de periodismo

Apareció el testigo Gerez, en estado de shock y con huellas de tortura

Luis Gerez, el testigo cuyo testimonio resultó clave para impedir la asunción de Luis Patti a su banca de Diputado, que permanecía desaparecido desde hacía dos días, finalmente fue liberado por sus captores en Garín.

Gerez, que había asegurado reconocer en la voz de Patti la de su torturador durante la última dictadura militar, había desaparecido el pasado jueves cuando caminaba hacia una carnicería ubicada en la esquina de su casa. Su desaparición, sumada a la de Jorge julio López, obligó al presidente Néstor Kirchner a suspender sus vacaciones y dar su segundo discurso en “Cadena Nacional”.

Las duras palabras del presidente, en las que acusaba a grupos “paramilitares o parapoliciales”, habrían causado efecto en sus captores, que lo liberaron desde un coche en movimiento en un descampado de la localidad bonaerense de Garín. Dos niñas de 9 y 11 años lo encontraron corriendo con el torso desnudo y en estado de shock. Gerez fue socorrido por los vecinos que dieron aviso a la familia y luego a la policía.

Según los testimonios de familiares, amigos y de varios funcionarios del Gobierno nacional y provincial, Gerez fue sorprendido el jueves por sus secuestradores, que lo tomaron del pelo, le colocaron una bolsa en la cabeza y lo arrojaron dentro de un auto. Al llegar al lugar de reclusión fue encadenado de pies y manos en unas columnas preparadas especialmente para eso. Fue torturado de diversas maneras: quemaron su pecho con cigarrillos, lo golpearon en la cabeza y los sumergieron repetidamente en el agua (práctica conocida como “el submarino”).

Tras ser liberado, Gerez y los vecinos que lo rescataron se negaron a que fuera trasladado por la policía, ante la sospecha de que pudieran estar relacionados con el secuestro. Un concejal amigo lo pasó a buscar con su auto y lo llevó hasta una sala en Garín donde recibió los, primeros auxilios. Luego, fue trasladado hasta el Hospital de Escobar, donde permanece en observación para ser preservado de la prensa.

Kirchner y su esposa, la senadora Cristina Fernández, se comunicaron con él para saludarlo y contarle lo que había sucedido durante su cautiverio. Gerez fue visitado a sólo minutos de su aparición, apenas pasadas las 21.00 del viernes, por un desfile de funcionarios de todos los niveles, incluyendo al gobernador Felipe Solá, el Ministro del Interior, Aníbal Fernández, y el de Salud, Ginés González García, entre otros.

Más información:
www.clarin.com/diario/2006/12/30/elpais/p-01336644.htm
www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-78431-2006-12-30.html
www.lanacion.com.ar/EdicionImpresa/politica/nota.asp?nota_id=871593

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último