11.8 C
Buenos Aires
miércoles 4 de agosto de 2021
Cursos de periodismo

Murieron la beba y el anciano llevados con vida a la morgue

Una beba nacida prematuramente, que había sido declarada muerta y luego fue hallada con vida en la morgue de un hospital de Monte Grande, falleció ayer por la falta de maduración de sus órganos. Quien también murió fue un anciano que había pasado por una situación similar: luego de haber sido llevado a la morgue de un sanatorio de Quilmes, un enfermero vio cómo se movía y se quejaba.

El director del hospital Santamarina, Mario Polcella, en el que se dio el caso de la beba, explicó que “se hicieron todas las maniobras de reanimación; después de 40 minutos de resultados negativos se la dejó en observación y tras una hora de no evidenciar signos vitales se la trasladó a la morgue”.

Luego de tres horas en la morgue, un empleado del hospital percibió que la beba -de 22 semanas de gestación y con un peso de 660 gramos- respiraba, por lo que fue llevada de inmediato a terapia intensiva. Pero finalmente, la beba murió.

El caso del anciano ocurrió en el sanatorio Urquiza, de Quilmes. Ahí los médicos dieron por muerto al hombre de 71 años, quien padecía un cáncer terminal, pero luego un empleado pudo confirmar que cuando ya habían depositado el cuerpo dentro de una bolsa, el hombre aún respiraba.

Más información
www.lacapital.com.ar/2007/08/03/general/noticia_407795.shtml
www.lanacion.com.ar/EdicionImpresa/informaciongeneral/nota.asp?nota_id=931242
www.clarin.com/diario/2007/08/03/sociedad/s-03805.htm

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último