11.8 C
Buenos Aires
martes 3 de agosto de 2021
Cursos de periodismo

Juicio a Von Wernich: detienen a un cura por falso testimonio. Declaró Pérez Esquivel

El cura párroco de Trenque Láuquen, Pedro Traveset fue detenido por orden del tribunal que juzga al ex capellán de la policía bonaerense durante la dictadura, Christian Von Wernich, al entender que el cura incurrió en “falso testimonio” al declarar sobre la desaparición del estudiante Eduardo Lugones.

La medida se tomó luego del careo de Traveset con el testigo Daniel Rossi. Este sostuvo su declaración del 16 de agosto último, cuando dijo que le había pedido ayuda a Traveset ante la desaparición de su amigo Eduardo Lugones, en 1976. Y señaló que el sacerdote le dijo que dejara de buscarlo porque Von Wernich le había revelado que estaba muerto.

El lunes, cuando declaró, Traveset dijo que nadie le había preguntado sobre Lugones. Agregó que nunca fue informado sobre la muerte de algún secuestrado. Frente a frente, Rossi aportó algunos detalles sobre sus pedidos al cura. Traveset, que compartió con Von Wernich la parroquia de 9 de Julio, aseguró no haber hablado nunca con el ex capellán sobre su labor en la policía.

Traveset también recordó que, en 1988, Von Wernich fue destinado a Bragado y, al llegar, fue resistido por una marcha y declarado persona no grata por el Concejo Deliberante. «Entonces yo me pregunté qué habrá pasado y alguien me dijo el nombre de Moncalvillo» (uno de los jóvenes por los cuales a Von Wernich se lo acusa de homicidio). Esto último pareció terminar de convencer al fiscal general Carlos Dulau Dumm para pedir el procesamiento y la prisión inmediata. Traveset quedó a disposición del juez de turno, Humberto Manuel Blanco.

En la jornada de ayer, declaró el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, sobreviviente de la dictadura, quien afirmó que “hubo concepciones ideológicas e intereses que han llevado a sectores de la Iglesia a comprometerse con la dictadura y con la represión”. En su declaración, describió un encuentro con el Papa Juan Pablo II en el que le presentó un informe con 84 casos de niños desaparecidos y recibió una respuesta: “Usted tiene que pensar también en los niños de los países comunistas”. También contó como el entonces nuncio apostólico Pío Laghi le dijo “Aquí estuvieron los tres comandantes anoche y les dije sobre la cuestión de los desaparecidos y los derechos humanos en Argentina. ¿Qué quiere que haga?, yo no puedo hacer lo que los obispos argentinos no quieren hacer”.

Más información
www.clarin.com/diario/2007/09/14/elpais/p-00801.htm
www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-91345-2007-09-14.html
www.lanacion.com.ar/EdicionImpresa/politica/nota.asp?nota_id=943934

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último