sábado 25 de junio de 2022
Cursos de periodismo

Pakistán: Musharraf recibió al enviado de Bush pero no cede a las presiones de Washington

El número dos de la cancillería norteamericana, John Negroponte, llegó el viernes a Pakistán con un delicado plan para convencer al presidente Pervez Musharraf de levantar el estado de sitio e iniciar negociaciones con la oposición. Hasta el momento, sus gestiones fracasaron tras la negativa rotunda del líder pakistaní.

En la reunión del sábado el general y presidente paquistaní Pervez Musharraf se negó de plano a levantar el estado de emergencia «hasta que la seguridad no sea restablecida”. Y en el mismo día cerró otros dos canales de TV e inició una operación militar con 15.000 hombres en Swat, donde enfrenta una rebelión talibán.

Precisamente, la gran preocupación norteamericana es que el convulsionado clima interno en Pakistán termine beneficiando a las facciones talibán que operan en la frontera con Afganistán, y que cada día cuentan con más simpatizantes. Desde Washington también temen que estos grupos tengan acceso al importante arsenal atómico que tiene Pakistán.

El Pakistán del general y presidente Pervez Musharraf fue el principal aliado de Estados Unidos en su invasión a Afganistán a fines de 2001.

Entre los objetivos que se había propuesto Negroponte estaba también sentar en la mesa de negaciones a Musharraf con Benazir Bhutto, la ex primer ministro y actual líder de la oposición. Sin embargo, el enviado de Bush se encontró con una Benazir intransigente que exigía el fin de la ayuda norteamericana a Pakistán -10 mil millones de dólares- y que EE.UU. no intervenga en cuestiones locales.

Más información
www.elpais.com/articulo/internacional/elpepuint/20071118elpepiint_2/Tes
www.lavanguardia.es/lv24h/20071117/53412354996.html
www.elmundo.es/elmundo/2007/11/18/internacional/1195357257.html

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último