miércoles 29 de junio de 2022
Cursos de periodismo

Bolivia: la asamblea constituyente volvió a sesionar en medio de graves incidentes

Mudandose su sede a un protegido y custodiado cuartel militar, la Asamblea Constituyente de Bolivia volvió a sesionar en medio de protestas y graves enfrentamientos entre estudiantes de Sucre y las fuerzas policiales.

La Constituyente convocada por el presidente Evo Morales para ‘refundar’ Bolivia estuvo paralizada desde agosto sin poder sesionar debido a los numerosos enfrentamientos callejeros. Hubo nueve intentos fallidos de reabrir las sesiones.

Mudados a un cuartel militar y custodiados por un fuerte operativo de seguridad, los constituyentes oficialistas volvieron a reunirse. Sólo asistieron 145 de los 255 legisladores electos ya que la oposición decidió no ser parte de esta reapertura. El MAS y los aliados a Morales igualmente alcanzaron el quórum necesario.

Mientras tanto, en el centro de Sucre, la manifestación estudiantil convocada frente teatro Gran Mariscal, sede oficial de la Constituyente, pasó luego a conformarse en Cabildo abierto. A él se sumó luego parte de la población sucrense, y en poco tiempo las deliberaciones pasaron a la acción: los manifestantes se enfrentaron violentamente con la policía antidisturbios y con los defensores del presidente Morales, campesinos llegados desde La Paz y El Alto.

Los enfrentamiento radicalizados en Sucre responden a que la población de esta rica ciudad del centro-sur boliviano exige que los poderes Ejecutivo y Legislativo vuelvan a instalarse allí, sede histórica, en lugar de La Paz, donde están asentados desde hace cien años. En la Asamblea Constituyente, precisamente, debería tratarse este punto, aunque los sucrenses aseguran que el oficialismo del MAS no quiere atender esta problemática.

Más información
www.elmundo.es/elmundo/2007/11/24/internacional/1195874846.html
news.bbc.co.uk/hi/spanish/latin_america/newsid_7110000/7110537.stm
www.lavanguardia.es/lv24h/20071123/53413357735.html

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último