13 C
Buenos Aires
viernes 14 de mayo de 2021
Cursos de periodismo

El gobierno desmintió malestar con el Vaticano por el veto al plácet de Iribarne

Entre el viernes y el sábado, el gobierno nacional buscó por diferentes medios bajarle el tono a la controversia generada por el rechazo del Vaticano a entregar el plácet al embajador designado ante ese Estado, Alberto Iribarne. Sin pronunciaciones contundentes, Argentina se niega a quitar la postulación y desde Roma piensan dejar pasar el tiempo.

«Con el Vaticano no se está mal nunca. No se tiene que estar mal nunca», aseguró ayer por la mañana el Ministro de Justicia Aníbal Fernández en declaraciones radiales. También dijo que Iribarne es «un hombre intachable» y que se lo eligió para representar al país ante la Santa Sede por «sus valores cristianos».

La polémica surgió cuando el Estado Vaticano se negó a entregar la visa de embajador a Alberto Iribarne – hombre elegido por la presidenta Cristina Fernández – ya que éste es divorciado y vuelto a casar, algo que la Iglesia no acepta. «Es muy difícil que la Argentina no tenga derecho a decir quiénes son los hombres que la representen», opinó Fernández, sin embargo se encaró de aclarar a cada momento que el Gobierno no tiene intenciones de enfrentarse con la Iglesia por este tema.

Por otra parte, en los últimos meses – especialmente desde la asunción de Cristina Fernández – se nota una clara preocupación oficial por reencauzar la relación con la Iglesia luego de los cruces generados entre el ex presidente Kirchner y el cardenal Jorge Bergoglio: a poco de asumir, la presidenta recibió a la mesa ejecutiva del Episcopado y recientemente se habría acordado con la presidencia chilena cursar invitación a Benedicto XVI para que visite ambos países en conmemoración de la firma de la paz que destrabó el conflicto del Beagle en 1978.

Mientras tanto, Argentina mantiene la postulación de Iribarne y no la quitará hasta tanto no sea aceptada. En caso que el Vaticano se decida finalmente a no admitir al embajador designado, fuentes oficiales adelantaron que el país se quedará sin representación oficial en la Santa Sede, teniendo como único contacto al encargado de negocios Hugo Gobi (h).

Más información
www.clarin.com/diario/2008/02/02/elpais/p-00701.htm
www.lanacion.com.ar/politica/nota.asp?nota_id=984159
www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-98397-2008-02-03.html

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último