12.4 C
Buenos Aires
viernes 14 de mayo de 2021
Cursos de periodismo

Macri no pedirá licencia en Boca y seguirá con los dos cargos

Mauricio Macri adelantó que no dejará su cargo de presidente de Boca una vez que la Justicia ordenó reponer en su cargo a la Comisión Directiva que condujo hasta tanto haya elecciones. Así, repartirá su tiempo entre la presidencia del club de la ribera y la Jefatura de Gobierno porteña.

Con todo, la decisión de Macri generó polémica. El legislador Pablo Failde, del kirchnerismo, se presentará hoy a la Justicia para que se defina si hay o no incompatibilidad al detentar al mismo tiempo ambos cargos. La polémica gira en torno del artículo 98 de la Constitución porteña. «Ese artículo plantea la incompatibilidad para que Mauricio Macri ejerza en forma simultánea la Jefatura de Gobierno y la presidencia de Boca. Pero como hay distintas interpretaciones del artículo 98, entiendo que la Justicia debe echar luz sobre la cuestión», dijo el edil.

El artículo en cuestión dice sobre los funcionarios del gobierno de la ciudad que “mientras se desempeñan no pueden ocupar otro cargo público ni ejercer profesión alguna, excepto la docencia”. El procurador de la ciudad, Pablo Tonelli, designado por Macri, estimó que “la presidencia de Boca no es un cargo público, ni es una profesión; por lo que no hay incompatibilidad. Y lo que no está expresamente prohibido en una norma, está permitido».

La decisión de la Inspección General de Justicia generó un tembladeral en Boca, ya que sacó, momentáneamente del juego, a Pedro Pompilio, el ya ex delfín de Macri. Este mostró su estilo cuando el hoy Jefe de Gobierno le dejó la presidencia del club, generando una interna entre ambos. Ahora, en las elecciones, Macri apadrinaría una lista para enfrentar a Pompilio, quien podría tener la bendición del kirchnerismo a través del diputado nacional Carlos Kunkel. Este le contestó a Macri, quien acusó al gobierno nacional, en la figura del Jefe de Gabinete, Alberto Fernández, de querer politizar el club: «Es absurdo que no pueda opinar sobre el club del cual soy socio desde 1964. Además, Alberto Fernández es hincha de Argentinos, por eso le pido que no se meta en la interna de Boca. Si Alberto Fernández se mete en Boca, genera una politización de las elecciones en la institución que yo no comparto, y tampoco Néstor Kirchner ni la presidenta Cristina. Pompilio va a encabezar la próxima lista para ser presidente de Boca y yo lo voy a apoyar para enfrentar a Macri.»

Más información
www.clarin.com/diario/2008/02/29/elpais/p-00801.htm
www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-99859-2008-02-29.html
www.lanacion.com.ar/991563

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último