sábado 4 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Juan Pablo Cafiero fue designado embajador ante el Vaticano. Roma había rechazado el placet de Irribarne

Juan Pablo Cafiero confirmó que el Gobierno de Cristina Fernández le ofreció hacerse cago de la embajada argentina en la Santa Sede, puesto vacante porque el Estado Vaticano nunca aceptó el placet diplomático de Alberto Iribarne.

En declaraciones a la prensa, “Juampi” Cafiero se mostró “muy honrado” por la designación, confirmó la aceptación y dijo que ahora está a la espera de que haga lo propio la Santa Sede. Extraoficialmente se dijo que la Iglesia veía con buenos ojos el nombramiento.

La decisión de Cristina Fernández responde a que ya pasaron más de nueve meses desde que el Gobierno propuso al ex ministro Alberto Iribarne para ocupar la embajada en el Vaticano, sin que fuese aceptado en Roma su placet diplomático. La Santa Sede le objetó desde un primer momento su condición de divorciado.

La designación de Cafiero llega para descomprimir, en parte, la relación entre la Iglesia y los gobiernos kirchneristas, que entraron en cortocircuito más de una vez desde el desplazamiento del obispo castrense Antonio Baseotto. El hijo del histórico dirigente peronista (Antonio Cafiero también fue destinado a Roma en el pasado pero no pudo hacerse cargo de la embajada por el golpe del 76) es bien visto entre la curia argentina, aunque resistido por algunos sectores particulares de la Iglesia incómodos por sus posturas políticas cercanas al progresismo.

Más información
www.clarin.com/diario/2008/09/21/elpais/p-01764682.htm
www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1052093
www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-111975-2008-09-21.html

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último