18.4 C
Buenos Aires
lunes 25 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

La policía de Los Angeles investiga la muerte de Michael Jackson como si fuera un homicidio. Sospechan de uno de los médicos

El principal sospechoso es Conrad Murray, el cardiólogo personal del artista. Lo acusan de haberle proporcionado al cantante una sobredosis del narcótico Propofol –Diprivan.

Continúan las especulaciones sobre la muerte de Michael Jackson y ayer martes el fallecimiento del artista fue calificado por la policía de Los Angeles como un «caso criminal». Los investigadores consideran como principal sospechoso a Conrad Murray, el cardiólogo personal del cantante.

Restan conocerse los resultados de los análisis toxicológicos practicados al cadáver, pero todo indicaría que Jackson falleció por una sobredosis del narcótico Propofol –Diprivan, un anestésico cuyo uso está prohibido fuera de los hospitales. En tanto, varias fuentes policiales señalan que cuando se realizó un registro a la casa en la que vivía el cantante había «mucha evidencia convincente» que implicaba a Murray como la persona que le dio la droga a Jackson.

Por otra parte, además de Murray la Policía investiga a al menos cinco facultativos que trataron al cantante y le prescribieron medicamentos. Entre ellos se encuentra Arnold Klein, un dermatólogo que atendió a Michael Jackson durante años.

Más información
www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/3-14586-2009-07-16.html
www.clarin.com/diario/2009/07/16/espectaculos/c-00501.htm
www.elmundo.es/elmundo/2009/07/15/cultura/1247669977.html

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último