12.4 C
Buenos Aires
domingo 24 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

En Venezuela penarán las protestas que busquen ‘desestabilizar al gobierno’

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, advirtió que la Justicia de ese país considerará delito a las protestas que puedan «desestabilizar al gobierno». Y acusó a la oposición de marchar «por cualquier motivo».

A través de un comunicado, Ortega Díaz aseguró que se enjuiciará «a quienes alteren la tranquilidad y la paz pública para producir inestabilidad de las instituciones (y) desestabilizar el gobierno». Advirtió así que el Estado calificará esas demostraciones de «rebelión civil» con penas que van de los 12 a los 24 años de cárcel. Y anticipó que las causas se les abrirán no sólo a «los autores materiales» de las protestas sino también a «los (autores) intelectuales».

En las últimas semanas las marchas de los partidos de la oposición se intensificaron a raíz de la aprobación de la nueva ley de Educación, con choques violentos protagonizados por la Policía y algunos grupos de manifestantes. El miércoles, en tanto, 11 trabajadores de la alcaldía de Caracas fueron detenidos y enviados a la cárcel por manifestarse en contra de una ley que le quitó atribuciones, dependencias y presupuesto a la capital venezolana, ahora en manos de un opositor.

Desde su llegada al poder, Hugo Chávez mantiene una disputa abierta con algunos de los principales medios de comunicación y con todo el arco opositor, que rechazan el giro que le está dando al Estado venezolano en lo que el presidente denominó Socialismo Siglo XXI. En una sociedad fuertemente dividida, las manifestaciones y marchas públicas – muchas de ellas multitudinarias – se hicieron moneda corriente en Venezuela, con muestras tanto de rechazo como de apoyo al mandatario.

Más información
www.elpais.com/articulo/internacional/elpepuint/20090830elpepiint_7/Tes
www.bbc.co.uk/mundo/america_latina/2009/08/090828_0008_venezuela_fiscal_mf.shtml
www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1168656

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último