Medios

Filipinas: el secuestro de un ómnibus turístico termina con ocho rehenes muertos. La policía admite ‘errores’ en el rescate

Hay siete personas heridas, cinco de ellas de gravedad. El secuestrador era un ex inspector de la Policía que había sido despedido por robo, extorsión e infracciones relacionadas con la droga.


Un ómnibus con 25 turistas fue secuestrado ayer lunes en Filipinas por un ex policía que pedía que lo readmitieran en su trabajo. El asalto terminó con ocho de los rehenes asesinados así como también murió el secuestrador identificado como Rolando Mendoza, de 55 años.

Primero el secuestrador había liberado a siete personas – tres mujeres, tres niños y un hombre mayor- por lo que las autoridades confiaban en resolver el incidente mediante la negociación. Mientras la Policía se preparaba para capturar a Mendoza, el secuestrador declaró en una radio filipina: “Les pegué un tiró a dos chinos. Los voy a matar a todos si no paran con esto. Sé que me van a matar”.

Finalmente Mendoza fue abatido con un balazo en la cabeza por parte de un tirador de precisión de la policía, luego de que empezara a usar a los secuestrados como “escudos humanos”. Por su parte, el presidente de Filipinas, Benigno Aquino III, admitió deficiencias en la operación ya que informó que «en algún momento, cuando tuvo lugar la acción, el secuestrador se había rendido».

Más información
www.elpais.com/articulo/internacional/elpepuint/20100823elpepuint_2/Tes
www.elmundo.es/elmundo/2010/08/24/internacional/1282623388.html
www.clarin.com/mundo/america_latina/turistas-muertos-toma-rehenes-Filipinas_0_322767809.html