13.8 C
Buenos Aires
sábado 15 de mayo de 2021
Cursos de periodismo

El juez mendocino vinculado con la dictadura y prófugo en Chile aseguró que es «un perseguido político»

«No sé de qué carajo se me acusa», aseguró el camarista Otilio Romano, quien se encuentra en el país trasandino con una visa de ocho meses mientras se define su petición de asilo político. El juicio en su contra comenzaría antes de fin de año.

El juez mendocino Otilio Romano, quien está procesado por 103 de violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura militar y solicitó asilo político en Chile, rechazó las acusaciones en su contra, y aseguró que es un «perseguido político».

«Soy un perseguido político en mi país y no sé de qué carajo se me acusa», manifestó Romano en declaraciones al diario chileno El Mercurio. E insistió: «No se qué carajo de delitos son esos».

Romano huyó a Chile el pasado 24 de agosto, un día antes de que se confirme su suspensión. El jueves, el Consejo de la Magistratura resolvió cancelar el pago de sus haberes «mientras su sustracción al sistema legal de la República Argentina se mantenga».

«Las leyes funcionan y tengo la esperanza de que se comprobará mi total inocencia de lo que se me acusa», concluyó el camarista, que recibió una visa temporaria de ocho meses en el país trasandino mientras se resuelve su petición de asilo. El juicio político en su contra, en tanto, se iniciaría antes de fin de año.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último