17.3 C
Buenos Aires
jueves 13 de mayo de 2021
Cursos de periodismo

Los choferes de la línea 60 levantaron el paro, y anunciaron que volverán a tomar medidas de fuerza a partir del martes

«Los pasajeros tienen que viajar, es viernes por la noche. Esperemos que no haya problemas y el martes continuamos el plan de lucha», anticiparon. La protesta se debió a las agresiones físicas y psicológicas que recibió la nieta del delegado Carlos Farella, quien apuntó a la empresa como la responsable intelectual.

Los choferes de la línea 60 de colectivos decidieron levantar el sorpresivo paro que iniciaron durante la tarde del viernes, en repudio a las agresiones físicas y las torturas que sufrió la nieta de 15 años del delegado Daniel Farella.

La medida de fuerza fue levantada a las 20, y se espera que el servicio esté completamente normalizado a partir de las 22. «Los pasajeros tienen que viajar, es viernes por la noche. Esperemos que no haya problemas y el martes continuamos el plan de lucha», anticipó a la señal de cable TN uno de los delegados.

Horas antes, Farella había acusado a la empresa Monsa del ataque a su nieta, que fue abordada por encapuchados durante la noche del jueves, en su casa de Isidro Casanova. «La ataron de pies y manos a la cama. Le pasaron un cuchillo por el cuerpo diciéndole que cuando yo regresara, me iban a matar. Le mostraron una foto de mi libreta de trabajo y le dijeron que me tenía que dejar de joder con los reclamos laborales», relató.

Al respecto, el presidente de Monsa, Marcelo Pasciuto, aseguró que la firma «no tuvo nada que ver», y que se puso «a disposición» de Farella. «¿Cómo vamos a ser responsables de algo así? Rechazo totalmente esa acusación. ¿Somos responsables de todas las cosas personales que pasan a los delegados?», preguntó.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último