Interesante

La Aduana también retiene regalos que envían al país residentes en el exterior

Tras el anuncio de la nueva restricción de la AFIP en compras por Internet en el exterior, cientos de personas viven en la incertidumbre de qué pasará con sus paquetes que ya están en el Correo Argentino y no pueden ser retirados por diferentes causas.

Ocurre que miles de esos envíos que están en los depósitos del Correo no son compras sino regalos de familiares que viven en otro país y por lo tanto no tienen comprobante de ticket ni factura.


Sergio y Antonio son dos de los cientos de mendocino damnificados por esta nueva disposición y piden ayuda para poder retirar los paquetes que el Correo y la Aduana tienen es su poder.

Sergio dialogó con el diario Los Andes y explicó su situación: “Mi hermano vive en EEUU y me mandó en noviembre del año pasado un paquete con ropa usada de él y de sus hijos, para mi y mi familia”.

Y agregó: “Como esta ropa es usada y no es algo que yo haya comprado en el exterior no tengo por qué ni cómo llenar el nuevo formulario de la AFIP, pero esto en el Correo no lo entienden y no me dejan llevarme el paquete e insisten en que llene el formulario”, contó afligido Sergio.

Recordemos que desde ayer para poder realizar compara en el exterior, las personas deberán llenar una declaración jurada previa, para la que necesitan CUIT o CUIL.

Con esa declaración, deberán pagar un recargo de 50% sobre el valor de compra, mediante un volante de pago electrónico que se tramita a través del sitio de la AFIP. Sólo después de haber pagado, podrán retirar los productos.

La medida apunta a disminuir la compra en tiendas «on line» que tienen suculentos descuentos, como sucede con varios sitios radicados en China.

Sin embargo, en el caso de Sergio la ropa no es nueva sino que es un regalo que su hermano le está mandando.

“El viernes recibí en mi casa la notificación del Correo de que tenía un paquete a mi nombre en condiciones de retirar en las oficinas centrales de Colón y San Martín . Hoy fui a hacer ese trámite y me encontré con la sorpresa de que es imposible llevármelo si antes no completo el cuestionario de la AFIP”, siguió relatando Sergio a este medio.

“Con esa información me fui hasta la AFIP. Allí me dieron el famoso cuestionario, pero les expliqué que el envió que tengo que retirar no es una compra que yo haya hecho, sino que es un regalo”.

La AFIP le explicó que «su caso responde a un vacío legal y que por ser un obsequio no tiene forma de tributar», pero de todos modos no le solucionaron el conflicto con el Correo Argentino y su retiro sigue demorado.

Además, Sergio suma otro conflicto y su mayor preocupación radica en el monto que tendrá que pagar por la demora en la entrega, ya que su regalo se encuentra bajo la guarda del Correo, lo que implica gastos diarios por estar en ese depósito.

El Correo Argentino establece que el gasto mínimo por la recepción de cualquier paquete (independientemente del producto y su valor) es de 25 pesos. Esto se cobra en calidad de «tasa de presentación de importación».

Una vez que el paquete llega al Correo y cuenta con la liberación de la Aduana para ser despachado, se notifica al comprador que tiene cuatro días hábiles para retirarlo. A partir del quinto se cobra una «tasa de almacenaje» de 5 pesos diarios.

Por su parte, Antonio padece una situación similar, pero en vez de ropa su hermano, quien también vive en EEUU, le mandó en el mes de noviembre juguetes para sus hijos y un curso de inglés usado.

“Yo tampoco tengo factura ni comprobante porque no es algo que yo haya comprado, de todos modos la gente de la AFIP y el Correo desconocen los alcances de la nueva resolución y no saben decirnos si es retroactiva a meses anteriores o no”.

Seguir leyendo La Aduana también retiene regalos que envían al país residentes en el exterior