domingo 24 de junio
Interesante

El monólogo de Diego Reinhold en Showmatch: texto completo

Diego Reinhold estrenó su presencia en el programa de Marcelo Tinelli haciendo reir al conductor y todo el jurado.

En su debut en Bailando por un sueño, en pareja con Lourdes Sánchez, Diego Reinhold recitó un desopilante monólogo en el que mencionó a todos los protagonistas del programa y el mundo de la farándula. Luego, los participantes bailaron “Just Dance” de Lady Gaga, en la categoría “Música Disco” y obtuvieron 20 puntos del jurado.


Aquí el texto completo:

“Estoy muy emocionado de estar acá, muchas expectativas, porque viste lo que se dice que es todo muy competitivo, que es todo un sistema Feudale, todo muy Chato, todo con el Hoppe largo, que te tapa la mitad de la cara. Yo pensé, ahora entro y me encuentro con una Escoltore gigante del rey Salomone, pero no, vos sabés que entré y estaba todo oscuro, había nada más que una luz Solita. Así que entré Silveireando bajito y dije bueno, buenísimo porque la Poli no está. Dije “Listorti, me mando para el bar”. Me senté lo más Campi, llamé al mozo, le dije mozo Bos sí, Bos sí. Me pedí un plato de Fidalgo con manteca, con un Piquín de queso, y ahí pasó Noelia con toda la Pompa. Y ahí ya te vas enterando de cómo es todo acá adentro, porque parece que Luciano Tirritado… ta en Carna viva la piel. Desde el año Pachano. Y ahora se hace la niña, no te hagas La niña, Loli. Y Mora, que bueno, pasó Mora y dije a esta le Godoy hasta que dejen de pasar Casano con hijos. Después Evelyn, ¡qué Von Brocke que tiene! Igual, ya es problemática, porque ya María Eugenia la Ritó y Jésica Ci rió de ella. Pero llegó Larry, que venía de Claypole, y me dijo “no les des bola a estas que viven en Guerra“. Ahí dije bueno, Massei, me voy. Pedí la cuenta y casi me muero, ¡es un Alfano comer acá! Es la primera Iúdica vez que como en este lugar de… Ahí dije basta, me mandé para los camarines, y ahí sí que la cosa es más como se dice por todos lados, que es más todo un quilombo. El camarín de Paula sin Chávez, el camarín de Peter, Alfonso, el camarín de Yanina en Latorre, Magaldi que el mío. ¡Mucho Magaldi que el mío! Entré a mi camarín y sentí que no Valdés nada. Me saqué las Guillerminas y pisé pura mugre. Había un bicho y lo hice Gómez. Ahí justo Matías sAle de su camarín y yo grito “¿alguien puede barrer mi camarín?”. Y me dicen “Na, varrete vos solo”. Listo, agarré mis cosas, limpié un poquito, puse perfume, puse desodorante, el Jelinek para el pelo, puse un peluche de cábala. ¿Se pone o saca el peluche? Bueno, polvo Xipolitakis para los pies porque sino, Dios me Liberman y me guarde. Y ahí, justo pasa Moria que la Casan al vuelo y me dijo “no te preocupes por el camarín vos ocupate de armar una buena previa y relajate con el baile porque nunca sabés con Guevara te va a medir Nacha”.

 

Dejar un comentario