domingo 24 de junio
Interesante

Cómo pedirle a Google que aplique el “derecho al olvido”

Después del reciente fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre “el derecho al olvido” -es decir, el derecho de individuos a impedir el acceso a información del pasado disponible en Internet sobre ellos mismos- Google publica un formulario dónde se puede solicitar que se borren de las bases de datos aquellas entradas y publicaciones que, por algún motivo, no queremos que estén disponibles. ¿Cómo funciona y para qué sive?

¿Cuál es el primer paso?


Google dispuso un formulario online para empezar a recibir solicitudes de baja. La gente ingresa los links que quiere que sean eliminados y describe los motivos, incluyendo por qué son “irrelevantes, obsoletos o de alguna forma irrelevantes”. Deberán enviar algún documento de identidad emitido por el Estado escaneado para garantizar la legitimidad de la solicitud y evitar los “pedidos fraudulentos”.

¿Cómo deciden?

La decisión de la Corte dejó a Google a cargo de decidir en cada caso individual, balanceando el derecho de la persona a la privacidad contra el interés público en acceder a esa información -por ejemplo, el caso de un político o una celebridad. Sólo si las personas se oponen a las decisiones de Google pueden apelar a los reguladores de privacidad. Eso pone a la compañía en la inusual posición de ser juez de la privacidad y la libertad de expresión, un rol que tradicionalmente ha evitado. Google conformó un comité, incluyendo a Jimmy Nales, cofundador de Wikipedia y el profesor de filosofía en Oxford, Luciano Floridi, para asesorarlo en cómo manejar cada solicitud.

¿Qué parámetros usará Google?

Todavía no está claro. Google dice que aún está “trabajando para finalizar la implementación de las solicitudes de eliminación”, y que el formulario que se ha publicado en Internet es sólo para registrar peticiones. La compañía dijo que planea evaluar qué tan “anticuados” son los resultados de búsqueda, al igual que “si existe un interés público en la información”, como detalles sobre estafas financieras o condenas penales. El formulario también trata de verificar la identidad de los solicitantes, pidiéndoles que subir una exploración de un documento de identidad válido.

¿Esto va a satisfacer a los reguladores de privacidad europeas?

La rápida respuesta de Google debería apaciguar a los reguladores que habían exigido la acción hace semanas. Un grupo de los 28 organismos de control europeos de protección de datos va a tener una reunión ordinaria a principios de junio en la que se va a discutir normas uniformes para la aplicación de la decisión judicial, según las autoridades de privacidad. El grupo más amplio se dedicará a construir una directriz probable, aunque cualquier tipo de asesoramiento podría tomar meses en ser acordado y decidido, dijo una persona involucrada en las conversaciones.

Cabe recordar que la medida adoptada por la empresa para adecuarse a los parámetros judiciales, sólo está vigente para las bases de datos de los motores de búsqueda en Europa, que es donde el Tribunal de la Unión Europea tiene jurisprudencia. En el resto del mundo no cambiará nada, pero si cualquier persona quiere que en el continente europeo tal cual dato personal no aparezca en las búsquedas, puede empezar el trámite para limitar su acceso.

Vía How to Ask Google for the ‘Right to be Forgotten’

 

Dejar un comentario