viernes 22 de junio
Interesante

¿Que se esconde detrás del nuevo celular de Amazon?

En las viejas épocas Google servía para realizar búsquedas, Facebook para conectarse con amigos, Apple para tener dispositivos de elegante diseño y Amazon para comprar cosas. Cada cual con lo suyo. En la actualidad, las cuatro empresas transitan una disputa feroz por porciones del mercado y cada innovación reacomoda sutilmente la distribución de ventas. Amazon lanzó un nuevo teléfono, el Fire Phone, que, sin duda, va a mover las agujas.

Con el lanzamiento de Fire Phone, su primer teléfono celular, la compañía de comercio electrónico realiza una movida agresiva por crecer en influencia en el mercado. Comparable al Samsung Galaxy S5 o al IPhone 5S en cuanto a su estructura y capacidades, presenta algunas novedades que podrían abrirle lugar a los golpes. Por ejemplo, su pantalla 3D que permite, además de mejor calidad, ver bien desde distintas perspectivas, con un sistema de detección de mirada. También ofrece un sistema de almacenamiento ilimitado en la nube.


Pero lo que más entusiasma a Amazon es el dinero de la publicidad que mueve Google. La compañía monstruo de internet vive de la promesa de tener el mejor servicio para realizar seguimiento de clientes potenciales y mostrarles un anuncio. Sin embargo, Amazon acaba de dar a conocer una funcionalidad de su smartphone llamada Firefly que, si de verdad tiene éxito, podrían pasarle por encima a Google por completo.

Firefly es esencialmente la búsqueda en un botón. Permite que con sólo sacarle una foto a un objeto ya podamos listarlo en Amazon. También puede reconocer la serie que estamos viendo o la música que estamos escuchando en la radio y hacer todo el circuito (escuchar-comprar disco en Amazon-reservar entradas para un show-crear una playlist de ese artista), sin necesidad de “googlear” en ningún momento y evitando la publicidad. Amazon podría disputarle anunciantes sin colocar propaganda en su app.

Así como Amazon se está metiendo en el terreno tradicional de Google, éste no se queda atrás. Ya no le alcanza con clics en los “ads”. Ahora el monstruo de internet va por todo: quiere que compremos el producto que promocionan y disputarle, a su vez, poder a Amazon. Y Apple, por su lado, también está interesada en obtener una tajada de ese mercado.

Si Google Wallet le resulta un negocio redondo a Google Inc., Apple empieza a imaginarse qué pasaría si lanzaran un sistema de compra online propio, con la experiencia y garantía de 13 años de buena gestión de ITunes, 800 millones de tarjetas de crédito ya asociadas al servicio y la confianza de los usuarios en la calidad de los productos de la compañía.

Además, cada vez más la misma pelea que se expresa en compras, publicidad y búsquedas, también se da afuera de las computadoras: tablets y Smart TVs se suman a la contienda entre los grandes del mercado.

El objetivo de estas empresas, con todos estos productos y servicios, es no renunciar a un milímetro de la cuota de mercado. Quieren poseer toda la cadena de suministro, desde el momento en que un producto es promocionado, hasta dónde y cómo se adquirió y la entrega de ese producto. Y si pueden poseer el dispositivo que donde se hacen todas esas cosas, tanto mejor. Hace unos días, el CEO de Amazon, Jeff Bezos, explicó cómo “decenas de millones” de Kindle Fire y los propietarios de Kindle fueron el impulso para el crecimiento explosivo de Amazon Prime, un servicio de miembros de Amazon. Sin duda Bezos espera que Fire Phone haga lo mismo.

Parafraseando a la película Casablanca (y cambiándole el sentido), “siempre tendremos Facebook” para recordarnos lo que puede llegar a pasar cuando una compañía se aleja demasiado de su área de conocimiento. El smartphone que lanzó fue un fracaso total porque asumía que la gente antes que nada quería usar el Facebook y no era así.

Amazon puede escapar de ese destino, porque ya sabe que la gente quiere utilizar Amazon para ir de compras, para streaming de vídeo, para lectura de libros, para envío, y más. En muchos sentidos, un teléfono es la encapsulación de todo lo que Amazon ha hecho alguna vez, envuelto en un paquete de 4,7 pulgadas.

Vía

 

Dejar un comentario