viernes 7 de octubre de 2022
Cursos de periodismo

¿Cómo será la nueva Agencia de Inteligencia?

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció que enviará un proyecto de ley al Congreso para disolver la Secretaría de Inteligencia, ex SIDE y crear la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). La mandataria reconoció que «era una deuda pendiente de la democracia» y «era necesario cortar de cuajo este sistema». ¿Cuáles son las principales modificaciones?

Esta mañana el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, adelantó algunos de los detalles de la propuesta que quiere lograr un cambio de paradigma con respecto a la concepción del espionaje y la seguridad. El nuevo organismo tendrá un director y un subdirector que serán elegidos por el Congreso por mayoría simple y durarán cuatro años en su cargo.

El objetivo según el Gobierno es que los servicios de inteligencia vuelvan a estar al servicio de los intereses nacionales, centrados en analizar los hechos, riesgos y conflictos que puedan afectar los intereses de la Nación y la seguridad de sus habitantes. Su tarea se limitará a la investigación de delitos criminales, tráfico de armas, trata de personas, narcotráfico y ciberdelitos.

Una de las principales reformas consiste en la creación de bancos de protección de datos y archivos de inteligencia y que el sistema federal de escuchas, que antes era utilizado por esta institución, pasará bajo la órbita del Ministerio Público Fiscal para garantizar mayor transparencia en las intercepciones telefónicas. Además, los jueces, los fiscales y el resto de los funcionarios no podrán tener contacto con los agentes sino a través del director y el subdirector.

En diálogo con el programa Dicho y Hecho, por Radio 10, Hermes Binner se refirió a la creación como un «manotazo» con un tema que estaba inconcluso durante estos 11 años y expresó: «El tema de la AFI nos preocupa a todos porque hay una ausencia de referencias con respecto a los conceptos básicos de inteligencia» y alertó sobre la necesidad de analizar el proyecto detenidamente y de crear un nuevo  sistema que le sirva a los argentinos.

Por otra parte, el diputado por Nuevo Encuentro y especialista en Seguridad, Marcelo Sain, sostuvo en Mañana Silvestre, por Radio del Plata, que desde 1983 hasta la actualidad nunca se frenaron los desmadres producidos por el aparato de inteligencia. También, señaló: «Se inicia la primer reforma del sistema de inteligencia a nivel federal de la democracia argentina» y el conjunto de cambios son absolutamente pertinentes porque así «se termina la SIDE» que había naturalizado la intercepción telefónica en el país.

Luego, el dirigente radical Leopoldo Moureau equiparó la decisión de una nueva agencia de inteligencia con lo que fue la creación de la CONADEP y dijo: «En el pasado nos enfrentábamos a la disyuntiva democracia o dictadura hoy a la de democracia o mafias». Señaló que los agentes de seguridad habían formado un entramado delictivo que se afianzó en la década del 90 y que les permitía actuar con impunidad. «Esta es una decisión que apunta a que los argentinos no seamos sitiados por las mafias», agregó.

Sin embargo, la diputada nacional Patricia Bullrich consideró que si la designación de los directores del organismo dependerá del Senado eso le asegurará al kirchnerismo la conducción de la agencia durante el próximo gobierno. Además, definió como «demencial» que el sistema de escuchas pase al Ministerio Público Fiscal y sugirió que pase a la Corte Suprema de Justicia.

Contenido Premium

- Publicidad -

Lo último