martes 11 de diciembre
Interesante

Natalia Fernández: ¿la testigo ratificó o rectificó sus dichos?

Natalia Fernández, de 26 años, fue testigo en el procedimiento llevado a cabo en el departamento de Alberto Nisman en el día de su muerte y denunció públicamente alarmantes irregularidades en el relevamiento de las pruebas. Sin embargo, la joven fue citada a declarar por la fiscal Viviana Fein y en su exposición en la sede judicial contradijo varios aspectos de la versión que dio días antes en los medios de comunicación.


En una entrevista con el diario Clarín, había afirmado que durante el operativo había un clima coloquial y de jolgorio: “Tomaban mate y pidieron medialunas. Tocaban todo. Había unas cincuenta personas”. Pero en su declaración formal explicó que el personal que estaba trabajando, pasadas las horas, hizo un comentario deslizando el deseo de pedir medialunas y que otro bromeando le dijo: “Más que para medialunas estamos para un vino” y negó que haya habido una atmósfera de juerga.

También había dicho que le ofrecieron un café de la cafetera de Alberto Nisman, pero en el expediente negó haberlo bebido y aclaró que le dijo al portero: “Que lindo que sería tomar un café de esa cafetera”, pero un agente que estaba presente los advirtió que no podían tocarla.

Fernández había señalado que los peritos llevaban el cuerpo en una camilla de un lado al otro hasta que después lo metieron en el departamento y no vio por dónde lo sacaron. Frente a la fiscal del caso, narró que “la camilla se manipuló porque no podían hacerla entrar en el ascensor”, por lo tanto las maniobras que realizaban eran con ese objetivo y reiteró que escuchó risas. Había dicho que el horario fue alrededor de las 3.30 am, pero rectificó que fue aproximadamente a las 5.30am.

Con respecto al accionar de la fiscal Viviana Fein, contó en Clarín que preguntaba “¿la cortamos acá y la seguimos mañana?” y que le había mostrado cinco casquillos de bala. No obstante, en la instancia judicial negó haberla visto con esos elementos y expresó que la magistrada le preguntó a prefectura acerca de la viabilidad de interrumpir la operación o continuarla hasta el final porque había mucho material. También, había manifestado que “intervenían las hojas del fiscal subrayando y marcando”, pero la fiscalía deduce que hace referencia al momento en que se estaba foliando el material.

Otro de los puntos controvertidos versan sobre el celular de Nisman. En los medios, la joven había dicho que el teléfono sonaba todo el tiempo y que  “una agente lo agarró con la intención de atender las llamadas”, pero ella misma la alertó: “Dijeron que no lo toquen, es el teléfono del tipo al que mataron”. Luego, contó que “la mina soltó el teléfono y hubo carcajadas”. Pero en la declaración indagatoria, se señaló una situación confusa con una persona perteneciente al personal de rastros,que apoyó una computadora sobre la mesa y eso pudo haber ejercido cierta presión sobre el dispositivo. De todas formas, será llamada a declarar para esclarecer la situación.

A continuación, un audio del programa Guetap, por radio Vortenix, en el que la periodista Romina Manguel detalla cada uno de los puntos que fueron negados en su declaración testimonial en sede judicial.

 

1 comentario

  1. El título no me invita a leer. Yo puedo ratificar o rectificar una declaración hecha en la justicia, no en los medios. No mezclen muchachos.

Dejar un comentario