viernes 14 de diciembre
Interesante

La extraña forma en que Instagram y Facebook nos hacen felices

Comidas, paseos, viajes a lugares exóticos, salidas con amigos, cumpleaños. Hoy todo queda registrado en las redes sociales y cada vez más personas se unen al “experimentalismo”, una tendencia que prioriza resaltar cada una de las vivencias y que se expande en la web. Sin embargo, ¿contribuye a nuestra felicidad o fomenta la depresión?


Usualmente las personas suelen compararse unas a otras por lo que tienen, pero si bien muchos pueden tener más objetos materiales, no todos pueden estar viviendo el momento exacto al que una persona fotografía y rápidamente sube a internet. Twitter, Facebook, Instagram, entre otras, permiten que compartas cada detalle de tu viaje minuto a minuto y que todos contactos sepan que estás mirando el amanecer en el templo Angkor Wat o el atardecer en Marrakech, que estás en una aerosilla en Los Alpes, o que recién terminás de armar el equipaje y no podés esperar a partir.

facebook-aceptacion-social

Actualmente, dónde estás, cómo te sentís y decir qué estás haciendo se han transformado en un fenómeno social muy importante, tal como lo era antes del siglo 20. En aquellos tiempos, las comunidades eran pequeñas y todos sabían la vida del resto: sus gustos, sus posesiones, sus horarios, sus actividades. Sin embargo, esto cambió con las olas migratorias y con la conformación de las grandes urbes, donde raramente se conoce al vecino.

Antes, los vecinos solían compararse unos a otros por la cantidad de objetos que tenían, si cambiaban el sofá o el auto, pero hoy lo hacen según las experiencias que viven. No obstante, el social media tiene un rol importante en hacer que las vivencias parezcan de mayor valor al que realmente tienen y eso se debe a lo que se conoce como el “principio de rareza”. Este precepto considera que cuanto más grande es la diferencia entre la gente que tiene acceso a algo y el número de personas que sabe sobre eso, más rara y valiosa será la situación.

instagramIcon_400x400Al ser bombardeados constantemente con lo que todos los contactos hacen, surge un nuevo temor social: el miedo a perderse de algo y quedar excluído. En el nacimiento de esta era experimental 4 de cada 10 personas en los Estados Unidos y en el Reino Unido manifestaban que a veces se preocupaban cuando se pierden algo. De esa forma, Facebook es una vía que nos permite mantenernos en contacto con nuestros conocidos, pero también una nueva forma de preocupación si es que no lo hacemos y justamente este es el mayor problema de esta tendencia.

Si se lo piensa dos veces, el experimentalismo es incluso mucho peor que el materialismo. Sucede que en este mundo hiperconectado el juego ha cambiado. No solo notamos los cambios, lo que compran o viven las personas en la realidad, sino que también recibimos esas actualizaciones a través de las redes sociales cuando nos despertamos, viajamos, cuando estamos en el baño y hasta la hora de irse a dormir. Esto contribuye a sentirse ansioso y estresado, y hasta incluso caer en depresión.

Todos en las redes muestran lo mejor de cada uno, pero en realidad no todas las vidas de los amigos son perfectas y la mayoría no puede irse de viaje el fin de semana ni participa de lujosas fiestas de boda. No obstante, es difícil mantener esa perspectiva en la cotidianeidad. Así, este bombardeo constante puede afectar nuestro autoestima.

A pesar del arma de doble filo que puede significar el uso de estas herramientas sociales, es importante recordar ciertos descubrimientos que los investigadores hicieron algunos años atrás: las experiencias son más propensas de hacernos feliz porque es menos propable que nos aburramos con ellas, se suelen observar siempre con buenos ojos, ayudan a acercarnos a otras personas y son difíciles de comparar.

A pesar de que en algunos casos sí pueden compararse, la relación no es tan clara como la que se da en el plano material y eso significa que habrá menos probabilidades de que se compare, de que se lamente la decisión, y de pensar en sus implicancias. Por lo tanto, si estas buscando la manera de ser más feliz, no pierdas tiempo de pensar sobre todas esas cosas y elegí vivir verdaderas experiencias.

Via

 

Dejar un comentario