martes 16 de octubre
Interesante

Medios replican un falso rumor sobre la muerte de Paul McCartney en 1966

Un escándalo mediático se desató en las últimas horas cuando una gran cantidad de importantes medios se hicieron eco de una supuesta revelación de Wikileaks que afirmaba que Paul McCartney murió en 1966 y que desde entonces fue reemplazado por un doble.


La información, publicada originalmente por el diario mexicano Excelsior, daba cuenta con extenso detalle de las circunstancias del fallecimiento del músico, y la posterior maniobra montada por Scotland Yard para ocultar la sustitución de identidades.

El supuesto cable que dio origen al rumor afirmaba que el Beatle murió el 9 de noviembre de 1966 en un accidente automovilístico, y que de inmediato fue reemplazado por el bajista canadiense Billy Shears, quien había resultado ganador del concurso “El doble de Paul McCartney”.

Horas más tarde los responsables de Wikileaks se encargaron de desmentir la información en su cuenta de Twitter, en la que afirman “Hay una noticia dando vueltas que dice que nosotros publicamos recientemente documentos que demuestran que Paul McCartney murió en 1966. No lo hicimos”.

Pese a la desmentida, una gran cantidad de importantes medios dieron cuenta de la falsa noticia, entre ellos el diario español ABC, el canal de noticias TN o el popular matutino argentino Clarín, que publicó la nota pese a que WikiLeaks ya había desmentido la información y luego la borró de su sitio web.

Pero los rumores sobre la muerte de McCartney no son nuevos, de hecho se remontan a principios de los años 60. Una clara muestra de ellos es la investigación mostrada en el DVD “Paul McCartney Really Is Dead: The Last Testament Of George Harrison”, que afirma que la idea de sustituir a McCartney fue orquestada por el Servicio Secreto Británico para evitar una serie de suicidios colectivos mundiales, con la complicidad de John, George y Ringo, quienes hasta fueron amenazados por la inteligencia británica, para ocultar el secreto.

paulmccartneydead2int250315_g

Como pistas ocultas para descifrar la tragedia se menciona la portada del álbum Abbey Road, que sería una especie de cortejo fúnebre, presidido por Lennon como predicador; Ringo, el doliente; George, el sepulturero y con un Paul descalzo y descoordinado con respecto a sus demás compañeros.

En esa misma tapa, se observa que la matrícula del auto Beetle de la izquierda es 28IF (traducido sería “28 SI”, o sea, Paul tendría 28 años si estuviera vivo. Esta misma matrícula empieza por “LMW”, que quiere decir “Linda McCartney Widow” (Linda McCartney viuda).

Pero nadie mejor que el mismo Paul para explicar los rumores y reírse de ellos:

 

Dejar un comentario